Una opción indiscutible para visitar en vacaciones

Twitter icon
Facebook icon
08-01-2018

El Jardín Botánico posee de los más variados atributos que lo convierten en una opción indiscutible para visitar durante las vacaciones. De manera sintética, ofrece a toda la comunidad la oportunidad de aprender, observar y recrearse con la naturaleza.

Ubicado en Horco Molle, a pocos minutos de la ciudad de Yerba Buena, el Jardín Botánico dependiente de la Facultad de Ciencias Naturales de la UNT, se levanta en aproximadamente 90 hectáreas de vegetación autóctona.

En este lugar privilegiado, en el pedemonte de la selva de yungas, trabaja el biólogo Pablo Quiroga, encargado de coordinar las actividades y las visitas, como así también, de los planes de restauración ecológica y la gestión institucional pública y privada.

Pablo disfruta trabajar en uno de los jardines más grande del país, tanto por el contacto con la naturaleza, como por la interacción con la gente que lo visita. “Por la formación de grado que tengo el trabajo con las plantas es muy interesante, fundamentalmente en los trabajos de ecología que se hacen de restauración que tiene que ver con erradicar especies exóticas, recuperar especies nativas, esas son tareas que en mi caso más satisfacción me generan”, cuenta.

Como opción para el verano, el biólogo destaca en primer lugar, la propiedad de “refugio” que permite gozar del beneficio de unos 4 o 5 grados menos de temperatura que en la ciudad.

Luego, enumera las diversas actividades planificadas para quienes lo visitan. “Es una oportunidad para recorrer en familia, para la actividad deportiva, para hacer caminatas, para conocer y observar diversas especies de aves, y aprender sobre la naturaleza, sin dudas es una de las grandes opciones que tiene Yerba Buena para este verano”, detalla.

El Jardín Botánico está abierto de lunes a lunes.  Se lo puede recorrer sin costo o contar con la opción de una visita guiada. En este último caso, además se podrá acceder a las instalaciones de la Reserva Experimental de Horco Molle (REHM): baños, asador y servicios de seguridad. En este sentido, la REHM también es una opción ideal para disfrutar y conocer la fauna silvestre del norte argentino.

La visita guiada en ambos lugares dura aproximadamente de 45 a 60 minutos. El costo de la entrada a la REHM es de $60 para mayores y $50 para menores de entre 4 a 12 años.

Términos y condiciones de uso (Abre en ventana nueva)